Requisitos de las Piscinas Comunitarias

piscina-comunitariaRequisitos de las Piscinas Comunitarias

Las Comunidades de Vecinos que cuenten con una piscina comunitaria, antes de la apertura de la temporada de baño deben cumplir con los requisitos legales e higiénico-sanitarios que establece la Ley. Cada Comunidad Autónoma dispone de su propia normativa, teniendo en cuenta que algunos ayuntamientos aprueban ordenanzas municipales al respecto. En cada Comunidad debe existir una normativa interna que especifique las condiciones de uso de la piscina, el aforo máximo y el horario. Dicha normativa debe estar colocada en un lugar visible dentro de las zonas comunes, se suele poner a la entrada y en el interior de la piscina.

La Comunidad debe enviar un análisis de agua con los parámetros exigidos antes de la apertura de la piscina y también a mediados de la temporada de baño.

Para la apertura de la piscina comunitaria, la Comunidad debe disponer de la Licencia Municipal de Actividad además de la siguiente documentación:

  • CIF o NIF de la Comunidad de Vecinos.
  • Datos del Presidente de la Comunidad de Vecinos, tales como Nombre, DNI, domicilio, teléfono…
  • Datos del encargado de la empresa de mantenimiento de la piscina, tales como Nombre, teléfono…
  • Título y contrato del personal sanitario: socorristas y ATS/DUE y/o médico. Cada Comunidad Autónoma establece el número de personal sanitario en función del tipo de piscina y el tamaño de la misma.
  • Ficha técnica de datos de seguridad de la piscina (productos químicos) sobre el tratamiento que recibe el agua tanto en verano como en invierno.
  • Libro de Registro y Control de Piscinas.
  • Número de viviendas que forman la Comunidad de Vecinos.
  • Análisis del agua de la piscina para comprobar que los parámetros de calidad se encuentran dentro de la legalidad en caso de haber sometido el agua a algún tratamiento en invierno.
  • Certificado de desinsectación y desratización.
  • Información a la vista de los usuarios de la piscina de horarios y normas de uso de la misma, teléfono de emergencias y tratamientos que lleva el agua.

Diariamente se debe cumplir con los parámetros exigidos de cloro, PH y lectura de contadores. Se deberá cumplir con las exigencias de salubridad demandadas por la Ley.

El libro de Registro y Control de Piscinas estará siempre a disposición de las Autoridades Sanitarias.

Las obras que haya que realizar en la piscina deberán ser aprobadas por mayoría simple y todos los propietarios de la Comunidad deberán contribuir al pago de las mismas en función al coeficiente de participación (la usen o no).

Es aconsejable que la Comunidad disponga de un Seguro de responsabilidad civil comunitaria frente a terceros, para usarlo en caso de daños a usuarios de la piscina causados por negligencia de la Comunidad.

Medidas de Prevención de Incendios en las Comunidades de Propietarios

Medidas de Prevención de Incendios en las Comunidades de Propietarios

Para evitar la formación de incendios en las Comunidades de Propietarios se deben conocer las siguientes medidas de prevención básicas:

Se considera recomendable contratar una empresa de instalación de sistemas contra incendios. Estas empresas deben realizar obligatoriamente una inspección anual del edificio y así garantizar toda la protección que la comunidad de vecinos necesita.

Extintores portátiles prevencion-de-incendiosy bocas de incendio

Se deben encontrar al alcance de cualquier persona que se vea afectada en una situación de incendio.

Deben existir extintores portátiles en cada planta del edificio, y al menos uno debe estar colocado a 15 metros del origen de evacuación o de la puerta de salida de la vivienda.

Las bocas de incendio sólo deben instalarse en las zonas de riesgo especial alto (trasteros, garajes mal ventilados, salas de calderas, depósitos de combustible, contadores de gas o de electricidad…)

Altura de Evacuación

Si la altura de evacuación de la Comunidad de Vecinos supera los 80 metros, se necesitará una instalación automática de extinción. Si en cada planta la altura de evacuación supera los 28 metros, será necesaria la incorporación de un ascensor de emergencia.

Las alarmas de detección de incendios son obligatorias cuando la altura de evacuación de la Comunidad de Propietarios supera el tope de 50 metros. Si la altura supera los 24 metros, deberán instalarse las columnas secas o vacías, que facilitan el acceso de los sistemas de extinción.

Si la superficie total construida de la Comunidad de Propietarios se encuentra entre los 5.000 y los 10.000 m2, será obligatoria la existencia de al menos una boca de incendio o hidratante exterior.

Otros elementos opcionales de protección contra incendios

Últimamente el Código Técnico de Edificación aconseja instalar detectores de humo y fuego en el interior de las viviendas, pese a no ser obligatorios. Estos dispositivos tienen un coste en el mercado de unos 30 euros aproximadamente.

Principales causas de incendios en Comunidades de Propietarios

La mayor parte de los incendios ocasionados en Comunidades de Propietarios se deben a:

  • Deficiente estado de la red eléctrica, no se cumple con el Reglamento de Baja Tensión (REBT), lo que puede provocar cortocircuitos.
  • Mala combustión de sistemas de calefacción (chimeneas, braseros…). Algunos mecanismos obsoletos de calefacción pueden provocar la generación de monóxido de carbono (gas que puede producir la muerte).