Cambios en la Ley de Morosidad en las Comunidades

Cambios en la Ley de Morosidad en las Comunidades

Debido al aumento de la morosidad en las comunidades de vecinos, la nueva Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación aprobada el 26 de junio modifica la Ley de Propiedad Horizontal respecto al tema  de la morosidad. A partir de esta fecha, la Comunidad podrá reclamar al propietario moroso la deuda generada en los tres años inmediatamente anteriores a la reclamación. Anteriormente sólo se podía reclamar la deuda generada en el año en curso y en el inmediatamente anterior.

Pasos para reclamar la deuda a un vecino moroso

  • La Junta de Propietarios deberá acordar por mayoría si se van a reclamar judicialmente al vecino moroso las cuotas debidas. La junta deberá autorizar al presidente o administrador para presentar la reclamación en el Juzgado y también deberá aprobar el importe de la deuda que se va a reclamar.
  • Se notificará a todos los propietarios el acuerdo de la Junta.
  • El presidente o administrador deberá presentar en el Juzgado la reclamación aportando la documentación necesaria.
  • El Juez dictará la sentencia correspondiente, en la cual debe constar si el moroso debe o no pagar, la cantidad a pagar y si debe hacerse cargo de las costas del juicio y de los gastos de los honorarios de los abogados / procuradores de la Comunidad.

Aumento de Morosidad en las Comunidades

Según ha publicado el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid, el nivel de morosidad de las comunidades de propietarios ha sufrido un incremento del 31,2% (con respecto al 2010) debido al impago de las cuotas por parte de los propietarios. De esta forma se pasa de 1000 millones de euros de deudas en el 2010 a 1350 millones de euros en el 2011, significando una deuda de más de 375 millones de euros.  El período medio aproximado de cobro por parte de las comunidades corresponde a 141 días.

Esta información ha sido presentada por el PLCM (Programa de Lucha contra la Morosidad en las Comunidades de Propietarios) en el I Informe Nacional sobre  Morosidad en Comunidades.

De toda la deuda, el porcentaje que se paga de forma amistosa (fase extrajudicial) disminuye un 17,53% con respecto al último semestre de 2010.

Existe una insuficiente gestión de la morosidad, motivada por las siguientes causas: ausencia de documentación, defectos de notificación, retrasos en las reclamaciones motivados por falta de recursos, defectos de forma que dificultan el inicio del procedimiento (por ejemplo la no existencia de firmas en todas las páginas de la reclamación), certificaciones deficientes, etc. En el 86% de las comunidades está presente este problema por no existir un administrador de fincas profesional.

Esto ha obligado a que el 54% de las comunidades haya tenido que reducir su presupuesto de gastos para 2012. Muchas de estas comunidades, para equilibrar el tema financiero, han  tenido que aumentar o mantener las cuotas. Existen diferentes grupos de morosos: selectivos (40%), morosos profesionales (22%), insolventes reales (26%), promotores inmobiliarios y entidades financieras (12%). El porcentaje de  insolventes ha aumentado de un 40% a un 61,1%, mientras que el resto de grupos va disminuyendo.

Para que las comunidades de propietarios puedan evitar y solucionar el problema de la morosidad, el PLCM (de uso exclusivo para administradores de fincas colegiados) les facilita las mejoras herramientas dotándoles de un sistema que defenderá sus intereses.