Urbanizaciones privadas

Urbanizaciones Privadas

Una urbanización o complejo inmobiliario privado es un conjunto de propiedades urbanas integrado por diversas viviendas, chalets, parcelas o bloques de edificios, en los que existen elementos comunes a todos ellos. Se regirán por el régimen especial de la propiedad establecido en el artículo 396 del Código Civil, siempre y cuando reúnan los siguientes requisitos:

  • La urbanización debe estar integrada por dos o más parcelas o edificios independientes entre sí, cuyo destino principal sea vivienda o locales.
  • Los titulares de las viviendas o locales que se encuentren divididos horizontalmente, deben participar con carácter inherente a otro derecho, en una copropiedad indivisible sobre otros elementos inmobiliarios (instalaciones, servicios, elementos viales…).

Constitución de la Urbanización

La Urbanización se puede constituir en tres formas:

Agrupación de Comunidades de Propietarios

  • El título constitutivo de la nueva comunidad agrupada será otorgado originariamente por el promotor único del complejo o, de forma sobrevenida por los presidentes de todas las comunidades que la integran con autorización previa por acuerdo mayoritario de sus respectivas juntas de propietarios.
  • El titulo constitutivo deberá contener la descripción del complejo inmobiliario en su conjunto y de sus elementos, viales, servicios comunes, instalaciones…
  • El titulo constitutivo deberá establecer dos cuotas de participación: una por cada piso o local dentro de su propia subcomunidad; y otra por cada subcomunidad integrante de la urbanización.
  • Las comunidades integradas estarán obligadas a contribuir al sostenimiento de los gastos generales de la comunidad agrupada, fijándose la cuota de participación de cada una de las comunidades que la integran. El título constitutivo y los estatutos de la comunidad agrupada se inscribirán en el Registro de la Propiedad.
  • La Junta de Propietarios estará compuesta por los presidentes de las comunidades que integran la comunidad agrupada, que a su vez representarán a todos los propietarios de cada comunidad.
  • Si para adoptar acuerdos se requieren mayorías cualificadas, éstas tendrán que obtenerse en cada junta de propietarios de las comunidades que integren la comunidad agrupada.
  • Con respecto al fondo de reserva, a la comunidad agrupada no le será de aplicación lo dispuesto en el art. 9 de la Ley de Propiedad Horizontal, salvo que se acuerde lo contrario en la Junta.
  • Los órganos de gobierno de la comunidad agrupada sólo se extenderán a los elementos inmobiliarios, viales, instalaciones y servicios comunes.
  • Una subcomunidad podrá impugnar los acuerdos de la comunidad principal.
  • Clausulas que suelen aparecer en los estatutos:
    • Determinación de los órganos de gestión y representación del complejo y sus subcomunidades.
    • Distinción entre los elementos comunes de la urbanización y los elementos comunes de cada subcomunidad. Para así determinar que lo referente a la estructura externa y la estética del complejo
      corresponderá a los órganos del complejo, y por ejemplo lo referente a la escalera de unos de los edificios que lo integran corresponderá a los órganos del subconjunto.
    • Clausula que permita realizar segregaciones, agrupaciones y divisiones de los locales, siempre y cuando no altere la estructura del edificio ni su seguridad.

Obtener ingresos extras y reducir gastos en una Comunidad de Propietarios

¿Cómo obtener ingresos extras en una Comunidad de Propietarios?

Existen diferentes maneras de obtener beneficios económicos en una Comunidad de Propietarios para poder hacer frente a los gastos de la misma:

  • Alquilar elementos comunes. Para ello se necesita el voto a favor de 3/5 partes de los propietarios, según la Ley de Propiedad Horizontal:
    • Plazas de garajes. Si la Comunidad dispone de plazas de garaje propias que no están ocupadas se pueden alquilar. Se recomienda primero ofrecerlas en alquiler a los propietarios de la Comunidad.
    • Portería. Si la Comunidad dispone de portería desocupada al no disponer de portero, se puede alquilar o vender.
    • Locales comunitarios. Es frecuente cederlos para actividades deportivas. Si se dispone de piscina se puede alquilar para clases particulares de natación.
    • Espacios del edificio (fachadas) para colocar publicidad.
    • Azoteas para antenas de telefonía móvil. La colocación de una antena de telefonía móvil necesita una licencia municipal y pasar una inspección anual de mantenimiento.
  • Instalar placas fotovoltaicas. Los paneles solares proporcionan energía para cubrir las necesidades de la Comunidad. Si se produce un exceso de energía, ésta se puede vender a la empresa gestora. Hay que tener en cuenta que la producción de energía eléctrica constituye una actividad económica para la Comunidad, y por tanto estará sujeta a obligaciones fiscales y administrativas.

¿Cómo reducir gastos en una Comunidad de Propietarios?

Algunas de estas medidas pueden suponer un ahorro de los gastos de la Comunidad:

  • Reducir gastos energéticos:
    • Renovar la iluminación, instalando bombillas de bajo consumo y LED,
    • Revisar la contratación eléctrica, solicitando presupuestos a las diferentes empresas de suministro eléctrico y así contratar el más beneficioso para la Comunidad.
    • Regular y realizar el mantenimiento de la calefacción, aire acondicionado y agua caliente.
  • Usar correctamente los ascensores. Realizar un buen mantenimiento de los mismos puede ayudar a disminuir los gastos, por ejemplo, instalando baterías de condensación.
  • Revisar el aislamiento del edificio (ventanas, puertas…).
  • Revisar el seguro de la Comunidad. Solicitar presupuestos a las diferentes compañías de seguros y así contratar el más beneficioso para la Comunidad.
  • Gestionar continuamente los morosos.
  • Controlar el agua para el riego de jardines. Utilizar sistemas de riego por goteo o de agua de lluvia acumulada puede ayudar a reducir el consumo de agua.
  • Solicitar ayudas económicas para la realización de determinadas obras.

Para estar bien informados y asesorados en todos estos aspectos es importante la contratación de un Administrador de Fincas Profesional que nos ayude a obtener la mejor relación calidad-precio en los servicios y suministros contratados.

Entidades Urbanísticas Colaboradoras de Conservación

 

¿Qué son las Entidades Urbanísticas Colaboradoras de Conservación?

Son Entidades de derecho público que se encargan de la conservación y el mantenimiento de las obras de urbanización, dotaciones e instalaciones de carácter público ya realizadas.

Una vez realizada una urbanización la pertenencia a una Entidad Urbanística Colaboradora de Conservación es obligatoria y la deben integrar los propietarios de los terrenos incluidos en el ámbito territorial de la unidad de ejecución o polígono. En caso de no existir dicha Entidad será el Ayuntamiento quien asuma estos servicios cargando el coste, siempre más elevado, directamente a los propietarios de la Comunidad. Hay que tener en cuenta que lo que se va a conservar y mantener no es propiedad ni de los propietarios ni de la Entidad Urbanística Colaboradora, sino que es propiedad del Ayuntamiento. Estas Entidades están siempre vinculadas a un elemento territorial, que constituyen una colectividad considerada como unidad territorial y de intereses. Su objeto principal es la adopción de medidas para la conservación de las obras de urbanización y el mantenimiento de las dotaciones e instalaciones de los servicios públicos que se encuentren dentro del ámbito territorial al que pertenecen, para que cumplan las condiciones adecuadas de seguridad y  salubridad.

Son un Ente Urbanístico Colaborador de naturaleza administrativa, que desde el momento de su inscripción en el registro correspondiente adquiere personalidad jurídica plena. Se rigen en su mayor parte por el Reglamento de Gestión Urbanística (Decreto 3288/1978) de 25 de Agosto.

Funciones

Puesto que la Entidad Urbanística no es una Comunidad de Propietarios, sus funciones no pueden pasar de las obligaciones de conservación de la urbanización, ya que en ocasiones desarrollan funciones propias de la Comunidad de Propietarios siendo esto un error y produciendo descontento y confusión entre los vecinos llegando en ocasiones a tener que disolver la Entidad. Entre las principales funciones de las Entidades Urbanísticas de Conservación se encuentran:

  • Conservar los bienes públicos de la urbanización.
  • Mantener en buen estado los bienes públicos de la urbanización.
  • Contratar los servicios necesarios para ello.
  • Dotar de seguridad y vigilancia en el ámbito de la urbanización.
  • Gestionar el cobro de las cuotas de la Entidad de Conservación en colaboración con el Ayuntamiento.
  • Resolución de problemas con el Ayuntamiento u otro organismo público.

Se entiende por conservación de obras de urbanización a la pavimentación de calzadas, aparcamientos, aceras, red peatonal y espacios libres, redes de distribución de agua potable y de riego, red de alcantarillado, red de distribución de energía eléctrica, red de alumbrado público, jardinería, mobiliario urbano…

Funcionamiento

El funcionamiento de estas entidades está regulado por unos Estatutos aprobados por el Ayuntamiento con anterioridad a la constitución de las mismas. La Entidad Urbanística ha de tener una Junta General o Asamblea y un órgano ejecutivo elegido por sus integrantes (propietarios) en la correspondiente Junta. El valor del voto de cada propietario viene relacionado con el coeficiente que su propiedad representa dentro de la parcela donde su propiedad está situada. Una vez aprobado el presupuesto de la Entidad en la Junta General, cada propietario deberá hacer frente a una cuota por vivienda calculada en función a los coeficientes antes comentados.

El órgano ejecutivo será el encargado de llevar a cabo los acuerdos adoptados en la Junta General de la Entidad Urbanística. Los nombramientos y ceses del órgano ejecutivo han de ser inscritos en el Registro de Entidades Urbanísticas.

Documentación para el Mantenimiento de un Edificio

Documentación para el Mantenimiento de un Edificio

En un edificio de viviendas, tanto los propietarios como la Comunidad, deberán tener en su poder la siguiente documentación para conocer la estructura, instalaciones, elementos, acabados, etc.. del edificio y sus viviendas y así poder llevar a cabo un mantenimiento correcto del mismo/de las mismas.

Documentación básica del edificio

Esta documentación debe ser entregada a la Comunidad de Propietarios y la conforman los siguientes documentos:

  • Copia de la escritura de Obra Nueva y División Horizontal con inscripción en el Registro de la Propiedad.
  • Copia de los estatutos de la Comunidad.
  • Informe sobre las cargas tributarias de la edificación.
  • Copia de la memoria del Proyecto definitivo de ejecución de obra con la autorización municipal.
  • Planos definitivos de Arquitectura con la autorización municipal: Emplazamiento, General de la Edificación, Planta de sótanos, baja y pisos.
  • Copia de la licencia de obras.
  • Certificado final de obra, visado en los colegios profesionales correspondientes.
  • Acta de la recepción de la obra suscrita por el Arquitecto Director, Empresa Promotora y Empresa Constructora.
  • Licencia de primera ocupación.
  • Alta en la Contribución Territorial Urbana.
  • Póliza de seguro de incendios.
  • Garantías de los instaladores.
  • Relación de oficios e instaladores que han intervenido (pueden estar incluidas en el Manual de Uso).
  • Alta en el servicio postal y recogida de basuras.
  • Informe sobre la servidumbre permanente de paso concedidas a las Compañías suministradoras de servicios, agua, gas, electricidad.
  • Disposiciones legales preceptivas para las Comunidades de Propietarios sobre el uso y la conservación del edificio.
  • El Libro del Edificio (CM).

Las instalaciones deben tener:

  • Antena colectiva para TV. Y FM.
  • Aparatos elevadores.
  • Electricidad.
  • Fontanería, agua fría y agua caliente sanitaria.
  • Garaje.
  • Instalación de gas.
  • Si la calefacción es central: Instalación, agua caliente sanitaria y depósito de combustible.
  • Seguridad y Protección contra incendios.
  • En algunos casos: Piscina.

Documentación básica de cada vivienda

Esta documentación debe ser entregada al propietario de cada vivienda de  la Comunidad y la conforman los siguientes documentos:

  • Escritura de compra-venta con la inscripción en el Registro de la Propiedad.
  • Copia de los Estatutos de la Comunidad.
  • Extracto de cuentas y obligaciones de la vivienda desde el día de la constitución de la Comunidad hasta la fecha de la adquisición.
  • Informe sobre las cargas tributarias de la edificación en general y específicas de la vivienda, de los gastos, contratos y suministros.
  • Memoria general de la edificación y de la vivienda.
  • Plano general del emplazamiento de la vivienda.
  • Plano de la vivienda.
  • Copia de la Licencia de primera ocupación y Cédula de habitabilidad en aquellos casos que sea exigida.
  • Alta en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).
  • Copia del justificante de paso del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de naturaleza urbana.
  • Solicitud de suministro de gas, previa inscripción y aprobación de la instalación por la compañía suministradora.
  • Boletín de la instalación eléctrica  para contratación de servicios con la compañía suministradora.
  • Garantía de los aparatos domésticos.
  • Manuales de instrucciones para el uso y manejo de los aparatos domésticos que utilizan energía eléctrica y combustible gaseoso (pueden incluirse en el manual de uso).
  • Manual de uso de la vivienda.

 

Reglamento y Estatutos de una Comunidad de Propietarios

¿Qué es el Reglamento de una Comunidad de Propietarios?

El Reglamento de Régimen Interno de una Comunidad de Propietarios hace referencia a cuestiones de funcionamiento de los servicios y elementos comunes de la Comunidad. Ejemplo: régimen de recogida de basuras, horario de funcionamiento de la calefacción, piscina…, etc.

El Reglamento puede modificarse en las Juntas de Propietarios, sin otro requisito que el acuerdo de la mayoría.

¿ Qué son los Estatutos de una Comunidad de Propietarios?

Los Estatutos regulan los derechos, obligaciones y prohibiciones fundamentales, relativos a la utilización del edificio, sus pisos y locales, instalaciones y servicios, gastos, conservación, seguros y reparaciones, administración y gobierno. Ejemplo: exoneración de gastos, definición de los servicios o instalaciones comunes, prohibiciones o autorizaciones relativas a la vivienda, local…, agregaciones o segregaciones, etc.

Los Estatutos deben de estar contenidos en el Título Constitutivo que es la Escritura de Obra Nueva y División Horizontal inscrita en el Registro Mercantil.

Para modificar los Estatutos en las Juntas de Propietarios se requiere el acuerdo unánime de todos los propietarios.

Cuestiones a tener en cuenta

Ni el Reglamento ni los Estatutos podrán regular derechos, obligaciones o prohibiciones contrarios a lo que dicte la Ley de Propiedad Horizontal.

El Reglamento, a su vez, tampoco podrá regular derechos, obligaciones o prohibiciones contrarios a lo que especifiquen los Estatutos. El Reglamento no puede suplantar ni modificar la Ley de Propiedad Horizontal ni lo dicho en los Estatutos.

Instalación de ascensor

Instalación de Ascensor en una Comunidad de Vecinos

Requisitos

Según el artículo 17.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, para poder instalar un ascensor en una Comunidad de Vecinos se necesita la aprobación de las 3/5 partes del total de los propietarios, y que representen a su vez las 3/5 partes de las cuotas de participación. Se computarán como favorables los votos de los propietarios ausentes. Es obligatoio que las lonjas y los bajos también participen en la votación.

Si en el inmueble existiera una mayoría de personas con movilidad reducida o mayores de 70 años, se puede aprobar la instalación con mayoría simple ya que se hace para suprimir barreras arquitectónicas.

A tener en cuenta

La Comunidad de Vecinos deberá de plantearse, atendiendo a las características del inmueble, la ubicación del ascensor (interior o exterior), teniendo en cuenta que no puede afectar a los elementos privativos.

Es aconsejable pedir más de un presupuesto a empresas distintas para poder decidirse por el más conveniente y el que menos afecte a los vecinos perjudicados. Si algún vecino se viera perjudicado, la comunidad deberá indemnizarle por los daños causados.

Es obligatorio solicitar licencia de obras al Ayuntamiento para poder realizar las obras necesarias.

La Comunidad de Propietarios deberá informarse en los Organismos competentes si puede acogerse a alguna ayuda o subvención oficial.

Pago

Una vez aprobada la instalación del ascensor, todos los propietarios sin excepción están obligados a participar en el gasto que la instalación suponga, incluyendo los propietarios que no vayan a hacer uso del ascensor (ejemplo: bajos y locales).

Suele ocurrir que los bajos y locales al tener un porcentaje de participación muy elevado (necesario para la aprobación), como no van a hacer uso del ascensor, se nieguen a participar en el gasto por no obtener ningún beneficio del mismo. Si esto ocurriera, se decidirá en una Junta si se exonera del pago a los propietarios que no vayan a hacer uso del ascensor, aunque el voto de éstos sea a favor de la instalación.

 

 

¿Cómo reducir los gastos de una Comunidad de Vecinos?

Para reducir los gastos de una Comunidad de Propietarios es importante prescindir de algunos servicios o disminuir su coste. Algunas de estas medidas pueden suponer un ahorro de los gastos comunes de la Comunidad:

  • Renovar la iluminación. Primero será necesario conocer la situación actual de iluminación del edificio para poder tomar medidas como: sustituir las lámparas incandescentes por bombillas de bajo consumo y bombillas LED (si es posible), apagar luces innecesarias, analizar la iluminación adecuada de cada zona, aprovechar la luz natural…
  • Contratación eléctrica. Solicitar presupuestos a las diferentes empresas de suministro de energía y contratar el más beneficioso para la Comunidad. Es importante que nos podamos acoger a la discriminación horaria que bonifica los consumos nocturnos.
  • Mantenimiento de la calefacción y del agua caliente. Este gasto suele suponer en invierno más del 60% del gasto de la Comunidad. La regulación se hará en el punto de producción, con una sonda exterior que controle la impulsión al circuito de calefacción en función de la temperatura ambiente y centralita reguladora; y en los puntos de consumo con termostatos adecuados a las diferentes estancias. Un punto clave es el desajuste entre la calefacción aplicada en los pisos bajos y altos, los últimos pisos necesitarán más potencia.
  • Individualizar los gastos de gas, agua y electricidad en la medida de lo posible.
  • Revisar el aislamiento del edificio. Para reducir notablemente las pérdidas energéticas del edificio, se pueden instalar dobles puertas en los portales, ventanas de escaleras cerradas y sistemas automáticos de cierre, ventanas con doble acristalamiento y carpinterías con rotura de puente térmico.
  • Utilizar correctamente los ascensores. En el caso de existir dos ascensores, se puede instalar una maniobra selectiva para que siempre se active el ascensor más cercano al punto de llamada.
  • Controlar el consumo de agua en los elementos comunes. Primeramente hay que conocer el consumo actual y su evolución. Revisar las instalaciones comunitarias y analizar los hábitos de consumo para poder implantar los cambios tecnológicos.
  • Agua para el riego de jardines. Para evitar el despilfarro de agua se pueden utilizar plantas autóctonas ya que requieren menos agua. Otra forma de ahorro es el uso de sistemas de riego por goteo o de agua de lluvia acumulada.
  • Contratar un Administrador de Fincas Profesional para que ayude a la Comunidad a obtener la mejor relación calidad-precio en los servicios y suministros contratados. Existen directorios de Administradores de Fincas como Fincasonline.com, que te ayudan a encontrar el mejor servicio en tu provincia.
  • Contar con un arquitecto para que asesore a la Comunidad en las obras importantes (reparaciones de cubiertas y fachadas, rehabilitaciones, humedades generalizadas…) sobre las causas y posibles soluciones de los problemas constructivos.
  • Gestionar continuamente los morosos. El PLCM (Programa de Lucha contra la Morosidad) puede ayudar a prevenir y combatir la morosidad en las Comunidades.
  • Solicitar ayudas económicas. Para la realización de determinadas obras o inversiones, la Comunidad podrá acogerse a las múltiples subvenciones ofrecidas por comunidades autónomas y ayuntamientos.
  • La venta de alguna zona común. De esta forma con los ingresos obtenidos en la venta se podrá hacer frente a los gastos comunitarios.

¿Cómo cambiar de Administrador de Fincas?

1. Verificar el Contrato existente con el Administrador actual

Hay que revisar el contrato que la Comunidad tenga firmado con el Administrador actual. Antes de rescindir dicho contrato habrá que respetar las cláusulas que hagan referencia a formas, tiempos, cláusulas de penalización (ej. preaviso por correo, hacerlo con un mes de antelación,…).

2. Acuerdo de la Junta de Vecinos

Una vez que los miembros de la Comunidad hayan tomado la decisión de cambiar de Administrador, el presidente debe convocar debidamente, informando previamente a todos los propietarios de la comunidad, una Junta Extraordinaria u Ordinaria. En caso de no ser convocada por el Presidente, la podrían convocar directamente la cuarta parte de los propietarios, o los que representen el 25 % de las cuotas:

  • Junta Extraordinaria. Se convocará cuando no se tenga administrador de fincas, o cuando teniéndolo no esté cumpliendo con sus funciones y se quiera destituir del cargo.
  • Junta General Ordinaria. Se convocará cuando se tenga administrador de fincas y en la Junta que se celebra anualmente se quiera tratar el cambio de administrador.

En dicha convocatoria deberá indicarse como uno de los puntos del orden del día que se tratará el cambio del administrador. Se recomienda no convocar al administrador saliente para evitar conflictos en la reunión, y así los vecinos puedan decidir y opinar libremente.

 3. Contratar un nuevo Administrador

Una vez acordado en la junta el cambio de Administrador habrá que proceder a la contratación de un nuevo administrador. Si no se sabe cómo contactar con un Administrador de Fincas porque no se dispone de referencias, se pueden encontrar en internet buscadores o directorios que permitan localizar profesionales cualificados en la localidad que se desee. Por ejemplo, uno de ellos puede ser FincasOnline, que es un directorio especializado donde se podrá localizar un Administrador de Fincas de la provincia deseada.

 

 

Habrá que comunicar al antiguo Administrador por escrito lo siguiente:

  • Que reunidos los propietarios se decidió prescindir de sus servicios, indicando desde qué fecha.
  • Que la Junta ha elegido un nuevo administrador, indicándole sus datos.
  • Que el nuevo administrador se pondrá en contacto con él para recoger toda la documentación de la Comunidad. Es conveniente que tanto el administrador saliente como el entrante se hagan responsables de la información que se traslada.

Seguros de una Comunidad

Pólizas de Seguro de una Comunidad

Es importante que todas las comunidades de propietarios contraten una póliza de seguro que cubra los riesgos de responsabilidad civil , incendio del edificio, etc. Si el edificio está sin asegurar, el Administrador y el Presidente deberán contratar inmediatamente una póliza, sino es así, incurrirán en un grave responsabilidad.

Se aconseja contratar el Seguro con un compañia de prestigio, teniendo en cuenta la prima a pagar y las características de la Comunidad y prestando atención a las exclusiones (responsabilidad civil individual, robos en vehículos, cristales, hurtos, filtraciones de lluvias, daños por agua en zonas privadas, etc.) y posibles franquicias.

Es importante que la póliza cubra entre otros los siguientes riesgos:

  • Responsabilidad civil.
  • Seguro de Defensa Jurídica.
  • Incendio.
  • Lluvia, viento y pedrisco.
  • Rotura de espejos y cristales.
  • Intervención del cuerpo de bomberos o salvamento
  • Desescombro y demolición.
  • Impacto y colisión.
  • Derivados de inhabitabilidad
  • Inundaciones
  • Robo, hurto y desperfectos de los bienes comunitarios.
  • Daños por agua.
  • Daños eléctricos.
  • Etc…

Responsabilidad Civil

           Responsabilidad Civil Comunitaria:

Se aplica en casos de accidentes o daños motivados por un deficiente estado de conservación, de mantenimiento y de las condiciones de seguridad y sanitarias de las instalaciones del inmueble. Por ejemplo las derivadas de daños causados por el mal funcionamiento de la puerta automática de acceso al garaje, la caída de un trozo de la cornisa de la calle, etc. En estos casos habrá que tener en cuenta el límite máximo de la cobertura.

Habrá que tener en cuenta los límites y exclusiones de la póliza en el caso de daños causados por el agua debido a defectos de las tuberías comunes. En este caso habrá que tener tambien en cuenta si están cubiertos los gastos de localización y reparación de la avería.

            Responsabilidad Civil Privada:

Normalmente está excluida salvo que se pacte lo contrario. Por ejemplo las derivadas de roturas en las tuberías de agua de las viviendas de los propietarios (las que se encuentren después de la llave de paso a la vivienda). Por lo general cubre los daños producidos a otras viviendas pero no los propios.

Seguro de Defensa Jurídica

Puede incluir:

  • Reclamaciones a propietarios por falta de pago de las cuotas de la Comunidad.
  • Defensa de la comunidad en reclamaciones laborables de los empleados de la finca.
  • Asistencia al Presidente de la Comunidad en procesos penales cuando proceda.
  • Reclamaciones a Compañías de Seguros.
  • Demandas por incumplimiento de los contratos de servicios.
  • Defensa de la Comunidad ante la Administración Pública.
  • Etc…

Pólizas particulares de los Propietarios

Por otro lado, cada propietario deberá contratar una póliza particular que cubra los daños ocurridos dentro de su vivienda, es decir, lo que se llama el “contenido”.

Propiedad Horizontal

La Propiedad Horizontal es un derecho de propiedad sobre un inmueble que forma parte de una Comunidad de Propietarios. En él, participan los derechos de los propietarios y por otro lado, los derechos de copropiedad (servicios comunes).

La Propiedad Horizontal afecta a uno o varios pisos, siendo viviendas o locales del edificio, adquirido individualmente o por varios propietarios, lograr derechos y obligaciones en común.

La Ley de Propiedad Horizontal establece cuáles son los órganos de la Comunidad. La comunidad se compone de juntas de propietarios, presidente, vicepresidente, secretario y administrador de Fincas (se elige por mayoría de la Junta).

Los acuerdos de la Junta de vecinos pueden ser aprobados, por unanimidad o por mayoría. Cuando los acuerdos no puedan ser aprobados en la Junta, será el Juez quien decidirá la aprobación a instancia de cualquier propietario, en el plazo de un mes.

Reforma LEY 8/1999, de 6 de abril, de Reforma de la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre Propiedad Horizontal.