Cambios en el Artículo 2 de la LPH: Ámbito de Aplicación

Cambios en el Artículo 2 de la Ley de Propiedad Horizontal: Ambito de aplicación

La Ley 8/2013 de 26 de Junio de 2013 de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas modifica el artículo 2 de la Ley de Propiedad Horizontal referente a su ámbito de aplicación. La Ley de Propiedad Horizontal se aplicará en:

  • Comunidades de Propietarios constituidas según lo dispuesto en el Título Constitutivo, es decir, comunidades en las que se define por un lado el inmueble en su conjunto y por otro lado cada piso o local con su cuota de participación.
  • Comunidades que reúnan el siguiente requisito: “Los diferentes pisos o locales o las partes de ello susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes”. Estas Comunidades se regirán según lo dispuesto en la Ley de Código Civil en lo relativo al régimen jurídico de la propiedad, de sus partes privativas y elementos comunes.
  • Complejos inmobiliarios privados. Se trata de complejos compuestos por dos o más edificios o parcelas independientes entre sí cuyo destino principal sea la vivienda o locales. El total de los edificios del complejo se puede constituir en una sola comunidad de propietarios, de ahí se conoce el concepto de comunidad con sub-comunidades. Un ejemplo de complejo inmobiliario privado puede ser una urbanización que se compone de varios bloques de viviendas, locales, piscina… En este caso la comunidad será la urbanización y cada bloque de viviendas, local, piscina… será una sub-comunidad.
  • Sub-comunidades, es decir, cuando varios propietarios disponen, en régimen de comunidad, de determinados elementos o servicios comunes para su uso y disfrute exclusivo. Estos elementos o servicios comunes estarán dotados de unidad e independencia funcional y económica.
  • Entidades urbanísticas de conservación. Son entidades destinadas a la conservación y  mantenimiento de una urbanización ya realizada, que desde su inscripción en el Registro adquieren personalidad jurídica propia. Estas entidades tienen que estar siempre vinculadas a un elemento territorial. En cuanto a las obras de conservación a realizar se encuentra la pavimentación de calzadas, aparcamientos, aceras, red de alcantarillado, red de alumbramiento público, red de distribución de energía eléctrica, red peatonal y espacios libres, jardinería en espacios libres, mobiliario urbano.